9/2/13

Lazos ~ Cap. 4


Ver Capitulo 1
Ver Capitulo 2
VerCapitulo 3
Lazos - Capitulo 4: Viaje escolar.

Un frio Jueves por la mañana bien temprano, los alumnos de los salones 4 esperaban los colectivos para viajar. Todos sosteniendo sus maletas, bolsos y abrigos ya que adonde irían estaba muy frio.
Tomoya se encontraba sentado en su maleta hablando con Hana y Sakura, que estaban emocionadas por salir.
Hana buscaba por todas partes a Ren, estaba más ansiosa que nunca por pasar una semana junto a él en un mismo hotel. Mientras que Sakura trataba de no pensar en Takishima, como ella lo llamaba por respeto.
¡Oh, ahí está Natsume y Ren! grito Hana al verlos llegar.
¡Buenos días! dijeron ambos al verlos. Ren trataba de sonreír, en ese momento el celular de Sakura sonó y se apartó del grupo para hablar. Él pensaba que buscaba escusas para no estar cerca, aun asi no estaba seguro y no podía culparla, solo sentía tristeza.
¡Llegaron los colectivo! Señalo Hana.
Nos vemos al llegar Se despido Natsume y partió con Ren. Había notado la cara de incomodidad de su amigo.
Hana y Sakura tomaron asiento una al lado de la otra; el viaje fue largo por lo que se quedaron dormidas. En el otro colectivo, mientras Natsume dormía como un bebe, Ren se encontraba mirando por la ventana perdido en sus pensamientos. Un gran suspiro salió de su interior, el cual fue interrumpido por la cabeza de Natsume cuando se apoyo en el hombro de Ran usándolo como almohada.
Al llegar al hotel, el encargado del viaje asigno un rector por cada dos grupos de 5 alumnos, el cual sería elegido por ellos mismos. No importaba el salón ni la división, podían mezclarse tanto como lo deseen. Lo que para Hana fue una gran noticia, ella quería estar a toda costa con sus nuevos amigos.
¡Podemos hacer grupo con Natsume y Ren! dijo Hana a Tomoya y Sakura. Con ellos somos 5 en total.
Sakura no opino y Tomoya no tuvo tiempo ya que Hana corrió a buscarlos. Natsume acepto y Ren apoyo a su amigo. Pese de esa incomodidad que había entre Sakura, él quería estar cerca de ella y poder entender mejor lo que estaba pasando.
Listo —dijo Hana y sonrió frente a los demás, ya está nuestro grupo.
Salvo que tengan alguna objeción agrego Natsume, esperando una respuesta por parte de Sakura y Tomoya ya que o habían soltado un una sola palabra o algún gesto.
Por mi está bien respondió Tomoya con una sonrisa. Todos miraron a Sakura, la cual tenía la mirada perdida. Ren estaba preocupado por lo que ella respondería pero ella fue más simple en responder.

Hmm, no. Para mi está bien dijo sonriendo.
Estas algo perdida ¿Pasa algo? Hana le pregunto preocupada.
No, no es nada sonrió. Solo que estaba viendo el hotel, es realmente grande. —Volviendo a mirar hacia todas partes, simulando lo que había dicho. Ren, por su parte, pensó que ella trataba de evitarlo y lo estaba haciendo demasiado bien. Una pequeña ira nació en su interior centrada en el mismo por no hacer nada al respecto. Sentía que era un cobarde y por culpa de sí mismo estaba sufriendo en ese momento, el cual pensaba que debía ser el más hermoso, poder estar al frente de la chica que había robado su corazón.
Hola, mi nombre es Ryu. Tengo 23 años y seré su representante Un joven de cabello castaño y ojos celestes se acercó a ellos para presentarles al otro grupo de 5 que los acompañaría. Ellos son el otro grupo que tengo a cargo, con el cual se verán a la hora de la comida y en alguna de las excursiones. —Comenzó a presentarlos. Una joven de cabello rizado negro y ojos café fue la primera en ser presentada, que a simple vista se podía ver lo tímida que era.
Mi... Me llamo Haruhi dijo sin levantar la mirada.
Yo soy Hotaru prosiguió una joven de pelo colorado con corte de hombre, muy entusiasta y amigable. Después de ellas, seguían dos gemelos de pero rubio y ojos verdes.
Mi nombre es Tamaki y el de mi hermano es Toya —dijo señalando a su hermano.
El mío es Naoko y soy la última —Finalizo la presentación una chica bastante alta y cabello negro muy largo, de ojos caramelo. Mientras que Tomoya decidió ahorrar tiempo y presento a todos en su lugar mientras señalaba a cada uno. Después del saludo, todos se fueron al comedor donde un delicioso almuerzo esperaba por ellos.
Ren pudo distraerse en ese momento, ya que hablaba con los chicos del otro grupo. Aunque a veces miraba de reojo a Sakura que parecía no notar su presencia para nada, lo que lo lastimaba. Natsume estaba contento con esto de los grupos, ya que te permitía hacer nuevos amigos de tu misma escuela que antes no notabas y para un chico muy sociable y entusiasta como el, era muy divertido aunque no podía de notar esas miradas de incomodidad de su amigo, por lo que intentaba llamar la atención para distraerlo.
¿Ren, vamos por un postre? pregunto Natsume, el cual era muy goloso. Ren acepto y se levantaron, cuando Sakura y Hana cruzaron frente a ellos para ir al baño. No pudo evitar seguirla con la mirada, aun asi ella no lo vio ni por un segundo. Mientras Natsume tomaba postres, Ren ya había acabado el suyo parado. En ese momento, cuando fue a devolver el plato, Sakura chocó de frente con él. Fue algo incómodo, pero a la vez tan hermoso.
Lo siento dijo Sakura apenada. Ren no podía creer que por fin cruzaba palabras con ella, incluso se sonrojo y sintió un pequeño calor.
No... No pasa nada respondió nervioso¿Y Hana? pregunto al notar que no estaban juntas, además no sabía que más hablar con ella.
Fue por unos postres también sonrió, provocando que el corazón de él sobresaltara¿Tu ya comiste, Takishima?
Ehh, yo... Estaba nervioso¡Si, solo un flan! dijo riendo¿Tu no comes?
A decir verdad soy más amante de las cosas acidas o saladas. Mucho dulce me empalaga,  además ya estoy llena.
Entiendo.
Bueno, Hana ya termino. Me voy a la mesa con ella Comenzó a caminar.
Espera Intento detenerla pero ella siguió sin prestarle atención—¿No me habrá escuchado? —murmuro.
Durante las actividades de la tarde, Sakura volvió a ignorarlo, como si ya no existiera de nuevo. Ren se sentía confundido ¿Porque antes lo hablo tan bien? Ahora siempre que podía evitarlo lo hacía y se alejaba cuando él se aproximaba. Era como jugar al gato y al ratón, ella era un ratón muy astuto y rápido, lo que el más temía.
Después de un agitado día, los alumnos se dirigieron a sus habitaciones a descansar, días más agitados esperaban por ellos. En la habitación de las niñas todas ya dormían, salvo Sakura que le era difícil dormirse y no sabía que le molestaba, asi que decidió levantarse e ir por una leche con chocolate calienta y sentarse frente a la chimenea de la sala que siempre estaba prendida. Salió al pasillo, cerro muy cuidadosa y silenciosamente la puerta para no despertar a nadie y cuando volteo, se chocó con Ren, que también no podía dormir y se dirigía a la sala también. Sorprendido, quedo helado frente a ella si saber que decir.
¿Tampoco puedes dormir? pregunto Sakura, volviéndolo a hablar sin problemas. El asintió y juntos comenzaron a caminar, pero mirando en sentidos contrarios y asi no cruzar miradas que pudieran incomodarlos. Él se sentía bastante extraño, no sabía que pensar ¿Era la misma de esta mañana? ¿Qué paso con su amabilidad de antes?
Al llegar a la máquina de bebidas, Sakura se inclinó para comprarlas.
¿Qué quieres, café o chocolate? pregunto con su dulce voz que hacía que la piel de él se estremeciera.
Cho-Chocolate.
Entonces 2 de chocolate Tomo uno y el otro se lo dio a Ren. Luego se sentaron en el sofá frente a la chimenea pero un espacio para dos personas más los separaba—. Amo el calor de la fogata en mi rostro dijo Sakura.
Sí, es agradable; pensé que lo dulce no te gustaba. —No podía dejar de admirar el perfil de ella, que la luz del fuego resaltaba su silueta.
Dije que mucho me empalaga, no que no me gustara de vez en cuando Volteo a verlo sonriendo, pero al instante aparto la mirada nuevamente.
Sa-Sakura ¿Puedo llamarte asi? pregunto apenado y sonrojado.
Si asi lo deseas respondió sin mirarlo, ella también estaba nerviosa.
Una vez pude decirlo tan naturalmente y a tu sonrisa parecía agradarle Sakura no respondió—; me preguntaba ¿Si en verdad no me recuerdas o solo me ignoras? Escondió su cabeza entre las rodillas mientras Sakura quedo muda, sin nada que decirle¿En verdad no me recuerdas? dijo intranquilo por la respuesta¿O solo quieres ignorarlo todo?
Sakura se puso de pie y lo miro enfadada.
Tal vez solo quiero que asi sea dijo con un tono de voz serio y se fue a su habitación.
Él se puso pálido, su cuerpo no respondía y no pudo ir tras ella. No esperaba ese tipo de respuesta por su parte. -¿Que he hecho?- se preguntó una y otra vez esa noche sin poder descansar. Mientras que Sakura no entendía bien el porqué de su reacción, algo en su pecho dolía. A la mañana siguientes todos se encontraban desayunando, excepto Ren y Natsume por lo que Hana está preocupada. De momento a otro, solo Natsume apareció haciendo que Hana se levantara de un tiro a hablarle.
¿Está todo bien? ¿Ren? pregunto inmediatamente.
Sí, Ren está bien. Solo que anoche no descanso bien y le dio un poco de fiebre lo que tomo frio, pero ahora está en la enfermería descansando.
Oh, pobre dijo preocupada. Mientras que Sakura, al oír eso, sentía algo de culpa.
¿Porque no pasas a verlo después del almuerzo si aún sigue ahí? agrego Tomoya sonriendo. Tal vez el ver a alguien le suba el ánimo.
¡Es verdad! Eso hare, gracias Tomoya.
La caminata por la montaña comenzó, Sakura aún estaba concentrada en sus pensamientos y Hana pudo darse cuenta desde que estaban desayunando. Notaba rara a su amiga, pero no sabía cómo preguntarle y se le incomodaría eso, ya que ella no era una chica de ocultar sus sentimientos y menos a su mejor amiga. Después de una larga caminata por las montañas, la hora del almuerzo había llegado y Ren seguía sin aparecer. Hana comió rápido y sin decir nada, se levantó y corrió a la enfermería. Todos se sorprendieron, incluso Sakura, que se había dado cuenta lo importante que es Ren para Hana; dejándole un amargo sabor en la boca.
Hana ya había llegado a la enfermería y no había ningún encargado, solo estaba Ren acostado en una cama junto a la ventana. Al parecer volaba de fiebre, asi que se acercó a él preocupada. Este se movía incómodo y parecía que estaba por despertar.
¡Ren, Ren! ¿Estás bien? ¿Quieres que busque a la enfermera? Intentaba hablarle Hana  pero este solo se movía, hasta que la agarro de la mano y acerco su rostro al de él. Sus caras estaban muy cerca, por lo que Hana se había sonrojado bastante y las manos le temblaban. Luego dijo unas palabras, algo escasas y sin entenderse mucho, pero hubo unas que Hana si comprendió y le partieron el corazón.
Sa... Sakura ¿Eres tú?
Hana salió corriendo de la habitación y sus lágrimas no lo soportaron, se dio cuenta que Ren estaba muy enfermo por lo que busco a la enfermera para que lo atendiera. Después volvió con los demás pero antes se aseguró de haber secado bien sus lágrimas.
¿Está todo bien Hana? pregunto Tomoya.
¿Eh? Sí, sí. Solo tenía un poco de fiebre pero ya llame a la enfermera Le respondió con una sonrisa fingida. Sakura quiso hablarle y ella la ignoro por completo.
Y asi, durante todo el día Hana ignoro a Sakura haciéndose amiga de las demás chicas del grupo. Sakura tenía un mal presentimiento. Lego de irse a esquiar, volvió por la merienda al Hotel sin Hana.
¿No has visto a Hana? pregunto a Tomoya que también había regresado por su merienda junto a Natsume.
No, ninguno. Solo sé que esta con las chicas de los otros salones.
Yo iré a ver a Ren, los veo más tarde agrego Natsume. Sakura y Tomoya decidieron esperar en la sala frente a la chimenea hasta que los demás regresaran.
Después de hora y media, Natsume regreso junto a Ren que ya estaba mejor y la fiebre había pasado.
Siéntate cerca del fuego dijo Natsume mientras le alcanzaba una taza de té.
Eres toda una madre —Le dijo Tomoya mientras reía.
Ja, ja... Que simpático contesto Natsume agregando una risa sarcástica.
¿Cómo te sientes? pregunto Sakura de la nada que estaba sentada frente a este, el cual no podía creerlo ya que la noche anterior, prácticamente lo había tratado mal.
Bien Solo dijo eso y comenzó a tomar él te.
Estoy preocupada, Hana no regresa y ya vi entrar a Naoko Se puso de pie cambiando de tema, y luego miro a Ren. Por casualidad ¿Recuerdas que Hana te fue a ver hoy?
No ¿Vino a verme? —Estaba confuso y Natsume le respondió que si fue a verle.
¿Porque después de eso Hana actuaba extraño.
-¿Hana actuaba extraño? Creo que son cosas que solo Sakura puede saber, al igual que Hana de ella- pensaba cuidadosamente Tomoya.
La verdad no lo sé respondió preocupado ahora.
No importa, voy a buscarla Los dejo sin palabras y salió en búsqueda de Hana.
Luego volvió más tarde, ya estaba anocheciendo y no había podido encontrarla.
No la encuentro, las demás ya están en la habitación.
¿En serio? ¿Cuándo fue la última vez que la vieron? pregunto Natsume, mientras que Tomoya fue directo a avisarle al encargado.
Dicen que en la tarde ella quería seguir esquiando y no quiso volver con ellas. También la notaron algo extraña.
No te preocupes Sakura, te ayudaremos a buscarla agrego Natsume, mientras Tomoya trajo la ayuda de Ryu y otros coordinadores.
Todos salieron a buscarla, incluso Ren salió. Enfermo y todo pero se sentía responsable de lo que pudiera pasarle a Hana, aunque no estaba seguro que paso esa mañana cuando ella fue a verlo.
¿Estás loco? Este frio te matara Le dijo Sakura sin dejarlo pasar por la puerta extendiendo sus brazos.
Está bien, debo ayudar. De seguro esto es por mi culpa Intentando apartar el brazo de ella, mientras tapaba su boca por la tos.
No te dejare, estas enfermo. Mírate.
Por favor, solo un rato. Debo hacerlo.
Al mirarla fijamente con eso ojos tan intensos, Sakura dejo que viniera con ellos pero con una condición.
Te dejare, pero no debes apartarte de mi lado o el de Natsume y cuando te diga que es suficientes y tienes que volver adentro, volverás sin escusas y callado Ren estaba sorprendido, Sakura realmente estaba preocupada por él. Sentía que su corazón iba a explotar por estar tan acelerado, incluso sentía sus mejillas calientes y coloradas. Esta vez, no era por la fiebre.
Entendido.
¡Promételo! Insistió Sakura.
Lo prometo, Sakura sonrió. Incluso su forma de responder hizo que ella se sonrojara un poco, pero la preocupación por su amiga le ganaba a cualquier sentimiento.
Luego de buscarla por un largo tiempo la noche ya había caído, Sakura y Ren se habían separado del grupo sin darse cuenta y el en no paraba de toser, lo que Sakura se preocupaba. La nieve estaba muy espesa y Ren casi cae al suelo aunque Sakura fue rápida y logro tomarlo a tiempo.
¿Estas bien?
Sí, sigamos dijo Ren.
Espera Lo agarró del brazo y puso su mejilla contra la de él, poniéndolo nervioso y apenado¡Tienes fiebre! Debemos volver.
¡No! Hay que encontrar a Hana.
Eso hare, pero primero te llevare de regreso.
No, voy a ayudarte... Cuando a lo lejos un sonido los interrumpió, se podía oír un llanto¿Escuchas eso? Es por ahí señalo Ren.
Es Hana, está ahí abajo cubierta de nieve.
¿Qué haces? Espera a los demás, no puedes bajar tu sola Intento detenerla al tomarla del brazo.
Es mi amiga y voy a ayudarla Bajo sin más que decir¡Hana! ¿Estás bien?
En verdad lo siento Sakura, no quería preocuparte.
No seas tonta ¿Estas lastimada o algo?
Resbale y me doble el pie izquierdo. Ahora me duele mucho.
Déjame ayudarte Juntas salieron hasta donde estaba Ren y Hana al verlo, sintió algo de celos por lo que él estaba solo con Sakura.
¿Solo ustedes están? pregunto seria.
No, los demás están buscándote. Debemos avisarles que aquí estas dijo Sakura, mientras Ren ayudaba a Hana.
Al regresar al Hotel, Hana tomo un baño y se fue a dormir. El pie aun le dolía mucho aunque casi no lo sentía, ella solo no podía dejar de pensar en esas palabras que quizás nunca debió haber oído.
Al día siguiente Hana no quiso salir e incluso era indiferente en su forma de hablar. Sakura dejo pasarlo, pero al día siguiente fue lo mismo y asi por casi el resto de la semana. Por lo que ya no lo soportaba, algo le pasaba y además no podía permanecer todo el viaje ahí adentro. Asi que fue directa, aprovecho que las demás chicas no estaban en la habitación y la confronto.
Hana, has actuado muy raro ¿Qué es lo que sucede?
Nada dijo mirando por la ventana sin decir nada.
Pero no has salido en todos estos días.
Aún me duele el pie.
No digas eso, tu pie ya está mejor Hana no respondía¡Hana! —insistió.
Ahora está de noche ¿Porque quieres que salga? Mañana lo hare.
—¡Hana, mírame!
En serio Sakura, no te preocupes. Estoy bien Ahora si volteo a verla, pero a Sakura eso no la había convencido. Asi que salió directo a la habitación de los chicos, y no le importo estar vistiendo su ropa de dormir.
Entro sin tocar haciendo que varios chicos gritaran y se sorprendieran, pero ella fue veloz. Tomo a Ren del brazo y se lo llevo con ella.  
Hana está actuando raro y creo que tu puedes ayudarla, nadie más Mientras lo tomaba del brazo dejando mudos a todos.
Ren se sonrojo pero al oír eso se sentía algo mal. Sakura no lo soltó hasta llegar a la habitación; ni siquiera volvió a hablarle durante el camino.
¿No están las demás chicas ahí? pregunto Ren.
No hay problema, las demás están en las aguas termales. Solo estará Hana ahí.
Ren no podía dejar de ver la espalada y el hermoso largo cabello de Sakura frente a él, sumado a que lo sostenía de la mano lo cual lo ponía muy nervioso -Sakura es una persona muy determinada y valiente. Realmente es admirable como lucha por lo que quiere y Hana es una de sus personas más presidas-, pensaba Ren mientras soltaba un suspiro hasta que llegaron a la puerta de la habitación.
Ahora entra y trata de hablar con ella, de seguro se animara. Yo no sé qué paso el otro día y dudo que tú lo sepas porque delirabas de fiebre, pero algo debemos intentar Esta vez, su voz había bajado de nivel y en cada letra se la notaba afligida.
De acuerdo, lo intentare Entro a la habitación, Hana estaba mirando por la ventana y al ver su reflejo volteo sonrojada¿Hana, estas bien? pregunto él.
¿Que... Que haces aquí?
Vine a verte, Sakura está muy preocupada por ti.
¿Ella fue a buscarte por mí? Sus lágrimas comenzaron a caer, no podía creer que su amiga salió vestida asi sin importarle más nada que su amistad, cuando ella había sido egoísta sin saber si eso que le molestaba significaba algo realmente. Sorprendió a Ren con una sonrisa; tal vez esas lágrimas eran por felicidad.
Si... ¿Estás bien? —Él no lograba entender del todo.
Si —Le sonrió agradecida por haber venido y salió corriendo de la habitación para ir directo a abrazar a Sakura, mientras se disculpaba¡Perdóname, perdóname por favor!
Está bien Hana, está bien También la abrazo.
Ren salió de la habitación y decidió irse feliz de verlas por fin juntas, ya que habían preocupado a todos estos días.
Mientras se iba, Sakura le agradecióDe nada , movió sus labios sin emitir sonido y se fue sonriendo. Pero algo le dijo que no podía interferir en esa hermosa amistad y se prometió a si mismo estar alejado por mucho que le doliese, al menos por ahora.
El resto del viaje continuo y lo pasaron muy bien todos juntos, incluso Ren y Sakura se hablaban con naturalidad junto a Hana. Fueron recuerdos hermosos que todos compartieron para luego atesorar y guardar en su corazón. Aunque la duda de ese trio quedaba pendiente ante sus amigos, que sabían la situación de esto. Lo que no sabían, es como se resolvería.


¡¡Continuara!!
Flor ~Hana Sakura~

5 comentarios:

  1. waw cada vez mas bueno!!! sigue porfa quiero ver como todo se resuelve!!

    ResponderEliminar
  2. Este cap. me ha dejado de una pieza. Tantas cosas en tan pocos días, que emociones más variadas. Pobre Ren, la tiene difícil amando a la mejor amiga de la chica que está completamente enamorada de él.
    Espero que Hana logre comprenderlo y los deje ser felices.

    Esperaré el prox. cap. La historia es muy buena, por favor no dejes de subirlo!! ^^

    Sayonara!!!

    ResponderEliminar
  3. Hola chicas, gracias por leer ~ hoy o mañana subo el cap nuevo ...

    ResponderEliminar

Hola :D ¡¡Gracias por tus comentarios!! Ellos ayudan a que mi blog crezca... Y por leer mis historias ^^ ~

*No agredas a los demás...
*No insultes...
*Respeta las demás opiniones...

Saludos ~ Flor - Hana Sakura